OPINIÓN Y DEBATE 2013

Bienvenidos

Arrancamos nuevamente con este espacio de reflexión y debate modelo  2013, año cargado de definiciones  políticas y sociales. Desde esta página de opinión no queremos estar ausentes de esta oportunidad histórica que nos brinda nuestra Nación. Los invitamos a polemizar con la altura que ya hemos demostrado en textos anteriores, sobre las temáticas que abordaremos periódicamente desde este lugar. Siéntanse libres de disentir y elaborar propuestas superadoras que puedan enriquecer este formato. Gracias y de nuevo bienvenidos!!!

Reflexiones para el comienzo: Profundizar el cambio o volver al pasado?

Hasta el año 2003 la argentina parecía un barco a la deriva, y los débiles gobiernos constitucionales se dirimían entre tibios amagues hacia la izquierda progresista, o una ferviente sumisión a los intereses del Fondo Monetario. La soberanía nacional y la igualdad de oportunidades esperaban en el banquillo del devenir futuro. Más que una nación soberana, éramos un mal intento de desarrollo copiado. Durante más de dos décadas nuestro país se desangraba entre obedecer recetas neoliberales, o intentar un modelo progresista que nunca superó la retórica. Por esto, hablar de la posibilidad de un cambio al modelo nacional y popular que tanto nos ha costado poner en marcha, y de criticar las deficiencias de este sistema, desde viejas recetas de un pasado doloroso y reciente, deben llamarnos a reflexionar seriamente sobre esta oportunidad electoral llamada 2013.

Recordar de dónde venimos:

Durante la dictadura primero, y en forma perfeccionada en los ’90, la privatización  de la política y el desentendimiento del Estado  de las prestaciones sociales, anunciaban la aceptación de un marco jurídico que sirvió como carril al avance de un patrón de acumulación basado en la valorización financiera, la desnacionalización del capital y la pérdida de controles por parte del Estado. Un proceso que tuvo sus costos inmediatos en cierres de empresas, desempleo, población marginada y desestructuración del aparato productivo. Y que sigue teniendo costos diferidos en la obligación de pago de deudas y en la reconstrucción de un sistema productivo y un Estado que habían sido desmantelados. Sin ese contexto, es imposible entender la trascendencia que tiene haber recuperado  el nivel de empleo, las negociaciones colectivas entre patrones y obreros, la ampliación de  derechos (Seguridad social y Asignación Familiar), y por sobre todo, el recupero de la política como forma de entender la disputa entre las desigualdades sociales. Como vemos los cambios han sido estructurales y tendientes a cumplir con mandatos que parecían olvidados de nuestra Constitución.

El eterno retorno

Desde la oposición política y muchas veces también mediática, se intenta convencer a la población -como si fuera una película mal remixada- que los problemas propios  de este modelo industrializador nacional están en su génesis, y no en la capacidad de apropiación de la riqueza de unos poderosos sobre otros desprotegidos. Desde la oposición se insiste con las estadísticas inflacionarias y con la prohibición de comprar divisas de forma no registrada(al igual que en los países desarrollados que tanto admiramos), para atacar una forma de hacer política y de administrar el Estado que han demostrado ser soberanas y tendientes a disminuir las infames diferencias sociales existentes en nuestro país. Desde las recetas trilladas del enfriamiento de la economía, hasta la eliminación de derechos sociales que hoy son una conquista, se disfrazan las propuestas anacrónicas travestidas de un cambio aparente e innovador. Lo moderno no podrá ser nunca un retorno a lo que ya hemos sufrido.

Un año para reflexionar

Revivir la oportunidad soberana de  elegir a nuestros representantes, nos pone de cara a una nueva oportunidad para decidir nuestro futuro. La cartas parecen echadas: Profundizar una manera de administrar el Estado-que ha tenido errores y aciertos por supuesto- en donde la política es el motor del desarrollo socioeconómico y la igualdad de derechos una oportunidad irrenunciable. O bien, repetir recetas foráneas que se parecen más al desastre vivido que a una oportunidad del pensamiento mágico. La cita es en nuestro país, y también en nuestra provincia. Los invitados somos todos los que pretendemos una Nación más justa y solidaria,  respetando este maravillosa regla llamada Democracia.

Nota del autor: Invito a  los lectores a retomar el sano camino del debate de ideas, y a recordar que el sendero del disenso republicano, nos engrandece a todos.

Comentarios

  1. Editorial de la página dice:

    Gracias a todos los lectores por participar de la nota precedente. Todas las opiniones son válidas e invitan a la reflexión profunda acerca de las posibilidades y viabilidades de una Nación futura. Esperamos que la crítica sea siempre constructiva y venga acompañada de propuestas sensatas y factibles. No olvidar que las posibilidades concretas de cambio incluyen invariablemente modificaciones presupuestarias, y entender que sin crecimiento económico perdurable, no podemos distribuir ni ayudar a los sectores que más lo necesitan. La inflación es un tema preocupante y que debe ser analizado dentro de un contexto global, sin caer en la tentación de imponer recortes sectoriales, ni atentar contra derechos recuperados que tienden a la inclusión social de nuestros conciudadanos. Creemos que el ámbito paritario es una herramienta eficaz para recomponer salarios atrasados y también para hacer más eficientes los gastos según los recursos. Ha sido este modelo de desarrollo económico y social el que ha permitido las discusiones salariales como alternativa democrática a la asignación de recursos.-
    gracias de nuevo y a seguir debatiendo con altura y propuestas.

  2. lobito dice:

    volver a que pasado? al de los noventa del uno a uno, a volver a comprar en cuotas fijas, al pasado de del dolar barato que todo vecino podia comprar, y no como ahora que nos obligan a devaluarnos mientras los funcionarios (todos) ya se llenaron los bolsillos de divisas y ahora pesifican a 8 pesos?????? uyyyyy….y ahora de que nos disfrazamos para arreglar esto?
    que ético nuestro gobierno, se aumentaron un 50 por ciento los salarios del funcionariado, mientras que al pueblo le ofrecen 21 por decreto-todo un ejemplo de justicia social….que progres que son, que buen partido de centro izquierda. Eso sí, a los sesanteados de la dictadura los homenajeamos y los indemnizamos, pero para los enemigos de hoy(trabajadores, obreros, docentes, enfermeros y médicos) ni justicia. ay si el General los viera….

  3. dario robert dice:

    que bajo el nivel del 2013!!!!! como siempre sesgada la nota, sesgados los comentarios y obtusa la página…pero bueno es lo que hay. A jose alberto le informo, claro que hay formas de parar la inflación y de arreglar el kaos de esta NO GESTIÖN, pero claro el relato oficial setentista no lo permite. Por que no llaman a robert lavagna y les explica como se hace para salir de este desastre kristinista. Están borrando con el codo lo que escribió Nestor con la mano. Por favor alguna nota que represente lo que hoy piensa la clase media. ¿¿¿¿pòr que no contestan desde la página???????

  4. josealberto dice:

    y vos que propones Milka, votar a quien? que te parecen las otras propuestas, de que forma podemos arreglar lo que denunciás? como se te ocurre parar la inflación? escribir escribe cualquiera, ahora pensar y proponer…pocos
    a ver si te pones un nombre más humano para entrar a la página. chau milkita y contestame lo que te pregunto

  5. marcia dice:

    si, el modelo de pa{is es mejor que lo que viviamos en 2002, pero sin querer cambiar el fondo hay que revisar desajustes muy dolorosos como la inflacion /que la pagan los mas necesitados), los salarios bajos de los empleados del estado, y la escala tributaria que sigue siendo injusta. Ahora bien, el modelo y el esarrollo que ha tenido el pais en materia industrial y de empleo es muy buena y se debe continuar. gracias y abrazo

  6. milka dice:

    no coincido. es lamentable que no se hable del nivel de inflación, del déficit primario que no teníamos desde el 96, de la falta de inversión en transportes ( cirigliano no cuenta es parte de la mafia que destruyó el FFCC), de la falta de oportunidades de nuestros docentes, de la incapacidad para manejar el tema minero, de la falta de democracia arrastrada desde Calafate, del circo con Irán, de la falta de seguridad.No coincido.