reforma

Reforma Constitucional. ¿Por qué negarse a debatir?

La reforma de la Constitución Provincial ha dejado en evidencia las incoherencias de la oposición política en nuestra provincia. Hay actores que históricamente se presentaron como reformistas y que ahora se niegan a toda instancia de debate y discusión, y discutir es una de las fuentes del sistema democrático. Hay quienes se niegan a dar acuerdo evidenciando así su imposibilidad de entender los nuevos procesos sociales y por último están quienes lo evitan escondiendo en esta inacción sus prejuicios conservadores. Por un lado la UCR se olvida de su centenaria historia progresista y por el otro el PD, que utiliza la chicana de la no-reelección al gobernador de turno para no asumir que actualmente su única función es negarse a todo cambio. En un pasado muy reciente, los dos últimos gobernadores radicales: Roberto Iglesias y Julio Cobos exhortaban a diario a la clase política a obtener una reforma.-

Reformar para la provincia

En esta nota sería importante aclarar de qué hablamos cuando planteamos nuestro apoyo al debate de la reforma constitucional en la provincia de Mendoza. Los puntos más destacados y en los cuales creemos, son los siguientes:

Autonomía municipal plena y la real autarquía del Poder Judicial y del Ministerio Público Fiscal; la inclusión de los derechos colectivos que titularizan usuarios y consumidores; la incorporación de la protección del medio ambiente y de un recurso esencial como el agua; que todos los departamentos tengan representación en el Senado; la eliminación del sistema de voto secreto en los acuerdos de la Cámara de Senadores; la jerarquización constitucional de los partidos políticos; el ballotage; un nuevo proceso electoral que incluya las PASO, el tope a las reelecciones legislativas y de intendentes, el desdoblamiento y el financiamiento equitativo estatal; la revisión del obsoleto Jury de Enjuiciamiento y el mejoramiento del Consejo de la Magistratura; la inclusión de los nuevos Derechos Humanos fundamentales surgidos en el último siglo, derechos personalísimos que hacen a la concreción de la dignidad humana: derecho a la salud, derechos reproductivos y sexuales, a conocer la identidad de origen, al patrimonio genético, a la información y a la comunicación, garantizando la libertad de creación y la pluralidad cultural. Temas que, salvo el caso del sistema electoral, no pueden habilitarse por simples leyes ordinarias de la provincia. Esto es lo que queremos debatir, y pretendemos hacerlo de cara a la sociedad.

El debido proceso

Nuestra constitución provincial es de las llamadas “rígidas” y para lograr que se reformen sus artículos, se debe contar con el apoyo de las dos terceras partes a favor en cada cámara legislativa, para que luego de declarada la necesidad de la reforma se pueda disponer a una consulta popular que la apruebe o no, a través del voto. De resultar aprobada la necesidad de reforma por los mendocinos, el proceso indica llamar a elección de constituyentes que también serán elegidos por el voto de la ciudadanía. Una vez logrado esto, se debe reunir la comisión constituyente-elegida por el voto popular- para discutir y reformar nuestra carta magna. La convención constituyente tiene mandato soberano.

La opinión ciudadana

El debate sobre los temas de la reforma constitucional cuenta con anclaje en vastos sectores de la población mendocina, como lo demuestran prestigiosos estudios de opinión, incluso existe uno publicado en esta página, en donde se pone de manifiesto que más del 70 por ciento de la población, está a favor de un debate reformista.

El futuro que siempre espera

Estar a la altura de los tiempos que corren ya no es solo una opción política, es también una necesidad a los reclamos históricos de una sociedad que espera madurez y racionalidad por parte de sus representantes. La discusión debe darse sin pausa y de frente a la sociedad que una vez más espera dirigentes y representantes a la altura de las circunstancias. Esta vez la política deberá ganarle a la especulación. Ya no hay tiempo ni lugar para especulaciones demagógicas.

Comentarios

  1. joel dice:

    Las constituciones,como toda ley superior, debsi no han pode estar para respetarse y cumplirse.Yo no entiendo por que si no han podido cumplir com la actual, lo van a poder hacer con la nueva. es un disparate discutir una reforma sino han podido llevar adelante la actual. pero bueno, la dirigencia de cabotaje nos tiene acostumbrados a esto. pobre provincia, que chato todo, un maestro no llega afin de mes y un colectivero se lleva 12 lucas. No dice la ctual constitucion igual remuneración por igual tarea?????para ejemplo, sirva este botón. hasta la proxima. joe

    1. Julio dice:

      La Constitución es un cuerpo legal de organización política. Cuando reconoce derechos lo hace para que las leyes que luego dicte la Legislatura se amolden a ellos. En la parte orgánica, es decir donde diseña la organización política (acá entra la reelección, como también la representación popular, la autonomía municipal, la reforma judicial, etc.), se definen mecanismos a los que deben luego amoldarse la Leyes y Decretos de organización del Estado.
      Según la Constitución Nacional (art. 5) las Provincias deben amoldar sus constituciones a la nacional. Una buena Constitución como la de 1.916, necesita amoldarse a normas de avanzada como las que contiene la Nacional (derechos de nueva generación). Por eso solo seria buena la reforma.
      Pero además es necesaria: ya que es imprescindible discutir un nuevo diseño político. Las municipalidades deben ser autónomas, y no lo son. Los departamentos deben estar todos representados, sin importar la cantidad de población o color político, en el senado. El procedimiento legislativo debe modernizarse. El gobernador debe estar en igualdad de condiciones con los demás dirigentes para ser reelegido. Los sistemas judiciales deben modernizarse.
      Hay muchas modernizaciones pendientes, que son de imposible realización si la Constitución (pensada para otra sociedad mendocina que la actual) las impide o limita. Por eso hay que reformar ¡No es una cuestión coyuntural!
      Disiento entonces con Ud. que no se ha cumplido con la vieja constitución. Por el contrario, Mendoza ha seguido una tradición progresista y democrática, de la mano de esa Constitución. Sólo algunos tropiezos reaccionarios, como la sentencia “Falaschi por UCEDE” que impidió la modernización de los sistemas políticos durante veinte años, o la nueva ley de ejecución penitenciaria, que pretende borrar de un plumazo grandes avances en materia de derechos humanos, pueden calificarse de “incumplimientos”.
      Por eso no es un disparate discutir la reforma, se trata de una discusión esencial para las clases gobernantes.
      Además, Ud. confunde lo que gana un maestro o un chofer de colectivo, temas que no pasan por la constitución sino por evaluaciones sectoriales consensuadas entre trabajadores y funcionarios, con la cuestión del respeto por los derechos políticos, elementales o sociales.
      Argentina, y particularmente Mendoza, avanzan en un sentido democrático que no puede negarse únicamente con argumentaciones economicistas y parcializadas.
      Saludos.
      PD. NI UN DÍA MAS SIN LEY DE MEDIOS!

  2. silvina dice:

    Uy, me suena a verso. No solucionan los problemas de inseguridad, no solucionan los problemas de salud, no solucionan los problemas ambientales, no solucionan los conflictos de cooparticipación con la nación, no terminan el puente de Cacheuta hacia Potrerillos. no saben que hacer con los menores en el COSE….Pero eso sí, piensan en reformar la Constitución Provincial. Me dan vergüenza, mucha vergüenza. Adiós

  3. Juan dice:

    Nuestra constitución.. de unos cien años.. sigue vigente.. Y no lo hace tan mal, ya que es una de las de mejor redacción. Es brillante. Pero así y todo, requiere reformas. Reformas naturales que tienen que ver con el paso del tiempo, con el cambio de la sociedad. Que tienen que ver con afianzar derechos nuevos… Con consagrar otros. Tiene que ver con ajustar la Carta Magna a la realidad de una provincia dispuesta en un desierto, con proteger los suelos, cuidar el recurso natural más preciado… el agua.
    Tiene que ver con una reforma política también (como dice el radicalismo que habría que hacer primero… solamente como para figurar en contra. )
    Reelección? Es lo que todos preguntan en la calle. A eso se relaciona la reforma. Y la reelección es sólo un punto pequeño. Se puede estar de acuerdo o no. Pero por qué eso tiene que frenar un debate que la ley fundamental de la Provincia necesita?.
    La reforma es necesaria. Y en eso se coincide ampliamente entre los sectores involucrados.
    Y es un debate que no debe perderse en discursos partidarios. Aquí debe versar primordialmente el fundamento base del sistema representativo : Representar.
    Y para ello primero, otorgar buena, completa, certera y precisa información sobre el proyecto. Informar a los votantes de qué se trata cada uno de los puntos… y después, primar la necesidad de una reforma como misión legislativa ante cualquier tipo de misión partidaria (si el sistema partidario no fuera imperfecto y no estuviera en crisis.. la misión partidaria y la misión para con la gente.. sería la misma… claro está )
    En ese contexto se debe abrir el largo debate.. Vasto de opiniones y análisis de entendidos y estudiados del tema.

    Es una necesidad de la Provincia y es un tema importante a incluir en la agenda.

  4. roxana dice:

    Buena nota , a favor de las transformaciones políticas que creo tan necesarias. Ahora, con respecto a la negativa a debatir de la oposición mendocina, es más de lo mismo. La UCR esta acostumbrada a realizar hechos políticos desde la negativa a todo cambio. Es raro, porque su plataforma partidaria es RADICAL y PROGRESISTA, radical en el cambio a los conservadores, y progresista en ampliar derechos negados. Que feo traicionar la propia historia. Un abrazo desde Colonia, ro

  5. denis dice:

    que zanata, no se puede creer, inventar el tema de la reforma constitucional para tapar temas tan importantes como el deficit de salud, la mal paga educación, el pervertido sistena de justicia y la inequidad de este gobierno seudo justicialista. Hay si Peron viviera, se imaginan que le diria a los compañeros mendocinos????reforma constitucional? no de ninguna manera, primero esta provincia necesita una reforma moral. gracias

  6. angelito dice:

    Sí, a favor de todo tipo de reforma que saque del letargo eterno al provincianismo menduco. Sí, a todo cambio en el sistema político y electoral que ya esta obsoleto. sí, a cambiar la re reelección de los legisladores e intendentes y a ponerle un límite. Sí, a las PASO y a su transparencia. Sí, a debatir la autarquía del poder judicial. Sí, a transformar esta dormida provincia y a sus dirigentes. Por una Mendoza nueva, progre y aggiornada: SÍ AL DEBATE POR EL CAMBIO Y LA REFORMA. GRACIAS