El diputado Alejandro Viadana (JP-FPV), junto al “Epicentro Movimiento de Escritores de Mendoza”, presentó un proyecto de Ley, en el Salón Azul, que establece la enseñanza obligatoria de la Literatura Mendocina en las escuelas, con el fin de que se incorpore de modo obligatorio a la enseñanza oficial la literatura mendocina y se dicten normas de fortalecimiento de la industria editorial para Mendoza. La iniciativa es acompañada con las firmas de la presidenta del Bloque de Diputados JP-FPV, Silvia Ramos, y los diputados justicialistas Lorena Saponara, Cristina Pérez y José Muñoz.

Viadana literatura mendocinaViadana explicó que “se trabajará con la DGE y con el Ministerio de Cultura, para que “los niños mendocinos se eduquen en los años venideros con obras mendocinas”, ya sea de autores mendocinos o de obras que hablen sobre Mendoza.

Además, señaló que “esta iniciativa surgió de un trabajo conjunto con el Movimiento de Escritores Mendocinos”, que “busca que no sólo sean obras generadas en otros lugares los que se lean en los colegios, sino que se sume a los clásicos y nuevos autores mendocinos”.

Durante la presentación, integrantes del movimiento leyeron un manifiesto de su organización y destacaron que “después de tantas puertas golpeadas, por fin se ha abierto una puerta enorme” y que “es un paso gigante”, en especial, para superar uno de los grandes problemas que “es la difusión”.

Estuvieron presentes los escritores Aldo Rocamora, Verónica Postigo, Mauricio Domínguez, Antonio Gómez, Hugo Torres, Claudio Torino, María Ana Gímenez y Delia Checa.

El proyecto

La iniciativa establece cuatro capítulos, el primero se refiere a la enseñanza obligatoria de la literatura mendocina y propone que la Dirección General de Escuelas (DGE) y los establecimientos educativos de gestión privada reconocidos oficialmente, incorporados a la enseñanza formal, deberán incluir en sus planes de estudios para los niveles primario y secundario, con carácter obligatorio, y con aprobación del Consejo General de Educación, la enseñanza de la literatura mendocina.
Además establece que para el diseño y aprobación de los contenidos se deberá consultar a las asociaciones de autores mendocinos que sean reconocidos por su actividad cultural, entre otros temas.
El segundo capítulo denominado, “Canon de obras mendocina”, propone que anualmente la DGE organice dos jornadas con derecho de puntaje, para que los docentes de lengua, literatura y materias afines, reciban capacitación específica sobre la literatura mendocina.
También, que la DGE confeccione un registro de obras editadas en la Provincia, o que siendo editadas fuera de la Provincia hayan sido escritas por autores mendocinos, que deberé ser de referencia obligatoria para los diseños de contenidos de las clases sobre literatura mendocina.
El tercero sobre “Promoción de la industria editorial mendocina”, propone que se establezca por el Fondo de Transformación y Crecimiento una línea de crédito destinada a la radicación y fortalecimiento de la industria editorial.
Además, todas las bibliotecas de establecimientos educativos de gestión pública o privada, incorporados a la enseñanza oficial, deberán contar con una amplia gama de literatura mendocina, que deberá atender las necesidades de todos los niveles de enseñanza.
Finalmente, el capítulo cuarto, hace referencia a la cuestión presupuestaria relacionada con la puesta en práctica de la iniciativa.

Fuente: Prensa HCD